Venezuela de Bean to bar a Tree to bar


Venezuela de Bean to bar a Tree to bar

Venezuela de Bean to bar a Tree to bar: Una nueva tendencia dentro del maravilloso mundo del chocolate atrae la atención de productores, chocolatiers, artesanos y demás relacionados: Bean to bar, que se traduce como “del grano a la barra”. Se trata de un proceso que comienza en el momento cuando el propio artesano selecciona y adquiere los mejores granos de cacao, para ser tratados de manera integral en su taller hasta convertirlos en deliciosas barras de chocolate, que él mismo envasa y finalmente vende. Este concepto nació en el año 2005 en los Estados Unidos, donde se encuentran sus representantes más destacados.

Bean to bar se asienta en los siguientes criterios, compra directa, lo cual implica conocimiento de los productores; prototipos específicos de los productos terminados, es decir, identidad propia; que sean elaborados por pequeñas empresas familiares con pocos socios, o de ser posible, ninguno; y, comercio justo.

Se trata de un proceso productivo artesanal y meticuloso, que requiere de gran paciencia, amplios conocimientos y especial atención en la diferenciación del producto evitando repetir modelos estandarizados.

Quien se adentra por la senda del Bean to bar, está consciente de que su diseño incluye bajos volúmenes de producción, a fin de ofrecer al consumidor lo mejor de cada grano de cacao. Al mismo tiempo requiere de un consumidor hábil en reconocer la calidad de un producto exclusivo por el que está dispuesto a pagar lo que realmente vale.

En Venezuela existen algunas iniciativas que reúnen las condiciones para ser Bean to bar, y quizá para ir un poquito más allá, incluso para ser definidos como Tree to bar, es decir “del árbol a la barra”, o de la plantación a la barra. Tales son los casos de Chocolate Paria y Chocolate Franceschi, al oriente del país; y Mis Poemas, en la zona de Barlovento.

Chocolates Paria, presenta una propuesta de chocolate 100% natural, con alto contenido orgánico, sin aditivos químicos, sin vainillina ni lecitina. El proceso va desde la siembra de la semilla en medio de una exuberante zona rodeada de bosques tropicales, hasta el secado de los granos bajo el cálido sol caribeño y de su tostado que deja salir el mejor aroma como garantía del mejor sabor.

Chocolate Franceschi, elaborado con granos de excepcional calidad, ya que proceden de cacao criollo de semilla blanca. Sus artesanas pertenecen a la sexta generación de una familia que por tradición centenaria produce en Paria uno de los mejores cacaos venezolanos. Los envases de sus líneas Fina y Premium traen la descripción del cacao utilizado y el porcentaje contenido. Son cacaos frutales, aromáticos que enloquecen a quienes tienen el privilegio de degustarlos.

Mis Poemas, en la zona de San José de Barlovento, donde aún resuenan los sonidos ancestrales del tambor, es posible disfrutar de una exquisita variedad de bombones artesanales, infusiones de cacao y mezclas para tortas de chocolate. Mis Poemas surgió dentro de un desarrollo endógeno en procura superar las limitaciones para ofrecer un producto de cacao con valor agregado.