El Bombón | Tipos | Proceso de Elaboración


El Bombón | Tipos | Proceso de Elaboración

El bombón de chocolate fue inventado en 1913 por el pastelero belga Neuhaus. Su éxito fue tal que desde entonces y hasta el sol de hoy la palabra bombón es sinónimo de chocolate. Según el Diccionario de la Real Academia Española DRAE, el bombón “es una pequeña golosina hecha con una capa de chocolate con relleno de distintos sabores”. La parte externa suele ser de consistencia dura o semi-dura, con mezcla de chocolate negro, con leche o blanco. Se preparan en diversas formas, cuadrados, redondos, y los clásicos con forma de corazón.

Tipos de Bombón

Clasificamos los bombones según el relleno:

Toffe: caramelo de azúcar con glucosa, mantequilla y dulce de leche.

Fondants: almíbar de azúcar y glucosa con base para frutas y esencias.

Crocante: frutos secos horneados con azúcar fundida bien triturados.

Gianduja: frutos secos molidos con azúcar y chocolate hasta hacer una pasta.

Mazapán: pasta de almendras molidas y mezcladas con azúcar hasta lograr una masa suave.

Praliné: frutos secos tostados bañados con caramelo y triturados para una masa crujiente; pueden contener chocolate o manteca de cacao.

Nougat: frutas confitadas o frutos secos montados con miel o azúcar y clara de huevo, similar al turrón español.

Ganache: chocolate junto a crema de leche para lograr una mezcla blanda, suave y untuosa que junto a otros ingredientes nos da sabores ilimitados. El principio de las trufas y los palet´s.

En Venezuela, la creatividad criolla ha añadido al relleno sabores propios de nuestra tierra, como son jalea de mango, de parchita; delicada de durazno; licores como el ponsigué, miche o guarapita; y hasta katara, el ají del Amazonas.

Proceso de Elaboración del Bombón

Se disuelve chocolate temperado en baño de maría. Se deja enfriar a temperatura ambiente. Con una cuchara se vierte el chocolate ya frío en los moldes y se retira el exceso para lograr una capa fina. Se deja que se enfríe de 10 a 15 minutos. Una vez consistentes se rellenan con diferentes tipos de relleno. Luego, con una cuchara se echa chocolate derretido en el centro de cada bombón para recubrirlo y con una espátula se retira el exceso. Se dejan nuevamente reposar por más tiempo para que se enfríen y estén a punto. Se sacan y se desmoldan. Finalmente viene el envasado y listo.

En cierta ocasión, Honoré de Balzac le escribió una carta a una bella señora en la que le declaraba su admiración, diciéndole: “eres un rico bombón”. Por supuesto, la dama cayó rendida en sus brazos. Pero Balzac no hacía alusión al bombón de chocolate, sino a la palabra francesa ‘bonbon’, formada por la repetición infantil