Chocolate en el mundo y el movimiento bean to bar


Chocolate en el mundo y el movimiento bean to bar

El Chocolate en el mundo y el movimiento bean to bar: A pesar de que Suiza sólo procesa el 1% de la producción de cacao mundial, la excelente reputación del chocolate suizo es símbolo de calidad en el mundo entero. Al mismo tiempo, los suizos han ostentado durante muchos años el récord mundial en el consumo de chocolate. Este record, de manera asombrosa, ha venido creciendo a lo largo de los años. Para 1900, el consumo anual de chocolate en Suiza era de 3 kilos per capita, mientras que para 2005 alcanzaba la cantidad de 11,6 kg.

Los suizos consumen el 80% de todo el chocolate con leche que se produce en el mundo. No en balde fue en Suiza donde, en 1875, se produjo la primera tableta de chocolate con leche.

Dentro del selecto grupo de 16 países que más consumen chocolate, se incluyen 13 naciones europeas. Fuera de ellas, Estados Unidos ocupa el noveno lugar, Australia el puesto 13, y Japón cierra la lista.

La nómina de países consumidores de cacao, encabezada por Suiza, la completan Austria, Irlanda, Alemania, Inglaterra, Noruega, Dinamarca, Bélgica, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Holanda, Australia, Italia, Grecia y Japón. Todos países de clima templado que parecen querer, con una barra de chocolate, atrapar todo el calor del trópico.

Recientemente, ha venido en aumento la preferencia del público gourmet por el chocolate negro premium, con un alto contenido de cacao, 70% a 99%. Esta tendencia se viene haciendo evidente desde hace varios años, tanto en Europa como en los Estados Unidos, pero en Francia es donde las variedades negras tienen mayor predilección por parte del público.

Movimiento bean to bar

Otra nueva tendencia en el mundo del chocolate se viene posicionando en los últimos años. Es el movimiento Bean to Bar, “del grano a la barra”, con la que se busca experimentar con los procesos establecidos en la elaboración del chocolate, a fin de innovar y reinventar su potencial, desde la compra de los mejores granos, hasta el procesamiento del cacao en máquinas diseñadas y fabricadas por los propios artesanos. Sin duda que detrás de esta nueva tendencia está el deseo profundo de sus promotores de fabricar su propio chocolate controlando todos los parámetros, con el plus de hacerlo en la comodidad de su hogar.